Complicaciones y riesgos de la artroscopia de cadera

La artroscopia de cadera es un procedimiento que no está exento de complicaciones. Sin embargo, el riesgo de sufrir complicaciones en la artroscopia de cadera es mínimo cuando la operación es realizada por un traumatólogo experto.

No existe una operación exenta de riesgo. Habitualmente los riesgos de una operación de cadera son consecuencia de una mala técnica; siendo la mayoría de complicaciones de carácter temporal.

La gran parte de complicaciones de la artroscopia de cadera desaparecen semanas después de la intervención sin dejar secuelas permanentes a lo largo del tiempo. Entre los riesgos más habituales, se incluyen los específicos de la artroscopia de cadera y los riesgos propios de la anestesia general.

complicaciones mas frecuentes artroscopia cadera

Hasta un 5% de pacientes han llegado a explicar a su médico una sensación alterada o entumecimiento temporal en sus genitales e ingle debido a esta cirugía. Esta sensación proviene de la combinación de presión sobre los nervios de la ingle y distracción de la articulación de la cadera en el momento de la cirugía. El entumecimiento generalmente desaparece después de los primeros días de la intervención, aunque se han visto casos de falta de sensibilidad permanente.

Una de las complicaciones más temidas es el riesgo de infección. Actualmente se desconoce la tasa exacta de infección después de una artroscopia de cadera, pero las estimaciones la sitúan en menos de un paciente de cada 1.000 personas operadas.

Otras complicaciones de la artroscopia de cadera son:

  • Riesgo de fractura.
  • Infección superficial de la herida quirúrgica, los portales de artroscopia o de carácter profundo.
  • Impotencia sexual tras una artroscopia de cadera.
  • Aumento del dolor.
  • Sangrado.
  • Trombosis venosa profunda.
  • Daño nervioso (Habitualmente temporal y reversible).
  • Necrosis avascular de la cabeza femoral.
  • Rotura del material de artroscopia dentro de la articulación de la cadera durante la cirugía.
  • Empeoramiento de los síntomas previos.
  • Cicatrización retrasada de heridas.
  • Extravasación de líquido de irrigación.
  • Rigidez de la articulación de la cadera.
  • Desarrollo de artrosis precoz.
  • Problemas relacionados con la anestesia.


La mayoría de los efectos secundarios y complicaciones de la artroscopia de cadera son muy raros. De entre las mencionadas, la complicación más frecuente hallada por los investigadores es el daño de los nervios de la extremidad fruto de la manipulación, tracción y posición en la mesa de quirófano.


Al daño nervioso, le siguen complicaciones relacionadas con lesiones en el cartílago y el labrum.

¿Te ha parecido útil?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario